Como se hace un timelapse con una cámara de fotos

El resultado final que un vídeo timelapse ofrece, es una película de vídeo en la que los acontecimientos suceden a una velocidad muy superior a la que fueron grabados. Esta sensación de velocidad se consigue básicamente eliminando imágenes intermedias. La velocidad normal de grabación de una cámara de vídeo es de 25 imágenes cada segundo. Si de esas imágenes eliminasemos por ejemplo las impares, tendríamos un vídeo más corto donde la acción aparecería acelerada.

Nosotros vamos a emplear una cámara de fotos incapaz de capturar esas 25 imágenes por segundo que captura una cámara de vídeo. Pero para hacer timelapse mucho mejor, así nos ahorramos el paso de tener que eliminar algunas imágenes intermedias para crear el efecto acelerado.

Si fotografiamos con nuestra cámara cualquier acción como el paso de las nubes, movimiento de personas y vehículos, etc. y programamos nuestra cámara o intervalómetro para que dispare una foto cada pocos segundos, cuando luego creemos nuestra película con las imágenes obtenidas, veremos un vídeo timelapse donde los acontecimientos suceden a una velocidad superior a la que fueron grabados.

Mucha gente se sorprende al saber que la mayoría de los vídeos timelapse están hechos foto a foto. Piensan que el autor ha grabado en vídeo durante un período más o menos largo de tiempo, y luego sencillamente ha acelerado las imágenes. La verdad es que hay muchos de esos timelapse que perfectamente se podrían haber hecho así.

Hacer timelapse en vídeo tiene una serie de ventajas y como no, sus contras. A favor el que no haya ningún tipo de desgaste en el equipo empleado y en contra las limitaciones inherentes a estos sistemas en cuanto a consumo de energía, volumen de datos en grabación y posterior transferencia al equipo de edición, los equipos suelen ser más voluminosos, y sobre todo en cuanto a la relación precio-calidad de imagen de los dispositivos empleados.

Por otro lado, con un mínimo equipo fotográfico de “aficionado” podemos obtener una secuencia de imágenes fijas de gran calidad que nos sirvan para elaborar nuestro vídeo “foto a foto”. Las principales ventajas de crear este tipo de películas mediante la obtención de fotos son la mayor resolución de las imágenes, el precio más bajo de los equipos fotográficos frente a los de vídeo, una mayor libertad a la hora de elegir objetivos, y la posibilidad de disparar con tiempos de exposición “largos” que nos permiten la obtención de imágenes en condiciones de poca luz.

Así pues, la cámara de fotos para disparar series de fotografías para la creación de vídeos timelapse se puede considerar la mejor opción para crear películas aceleradas. Hay un único “pero”: el desgaste del obturador.

A pesar de que nos parezca increíble que en pleno siglo XXI hay una pieza de nuestra cámara japonesa última generación que se desgasta, esto es así. El obturador compuesto por unas láminas sufre un desgaste cada vez que disparamos una fotografía con nuestra cámara. En este enlace puedes encontrar un artículo donde escribo sobre la duración del obturador. Afortunadamente el obturador es una pieza relativamente barata que fácilmente nos sustituyen en el servicio técnico.

¿Sirve mi cámara de fotos para hacer vídeos timelapse?
Lo primero que tenemos que saber a la hora de disponernos a realizar un vídeo timelapse es si el modelo de cámara que poseemos tiene la capacidad de disparar fotografías a intervalos determinados de tiempo. Conviene consultar el manual de la cámara y buscar esa opción.

Desgraciadamente hoy en día son muy pocas las cámaras fotográficas que incluyen la función de disparo a intervalos de serie: algunos modelos de cámaras compactas y un par de modelos de cámaras réflex como las Nikon D100, D200 y D300. Si nuestra cámara no es ninguna de éstas, entonces tenemos que recurrir a alguna solución alternativa. Por suerte tenemos varias donde elegir.

Opción 1: Intervalómetro por software.
En el caso de que nuestra cámara sea una compacta de la marca Canon, podemos recurrir a instalar en la tarjeta de memoria un software libre, que incluye entre las funciones de la cámara una de intervalómetro.

Este software, llamado CHDK, podemos descargarlo libremente de Internet y para instalarlo basta con que copiemos unos ficheros en la tarjeta de memoria de la cámara donde se guardaran las fotos. Así nos ahorramos tener que “tocar” la memoria interna de la cámara, y bastará con extraer la tarjeta donde hemos instalado el CHDK para que la cámara vuelva a funcionar con el software oficial de la marca.

En estas mismas páginas puedes leer un artículo específico, Intervalómetro por software para cámaras compactas Canon, sobre el firmware CHDK y que incluye todos los enlaces necesarios a los ficheros que has de copiar a tu tarjeta.


Opción 2: Intervalómetro externo
La opción 2 pasa por conectar a nuestra cámara un dispositivo externo, también llamado intervalómetro, que se encarga de enviar la orden de disparo a nuestra cámara pasado el tiempo que le hayamos especificado. Si es este el caso, lo primero es asegurarse que nos hacemos con un intervalómetro compatible con nuestra cámara. Es conveniente fijarse sobre todo en que el tipo de conector sea el específico para nuestro modelo de cámara, ya que visualmente todos los modelos de intervalómetro son muy similares.

En las tiendas de España podemos encontrar intervalómetros oficiales de la marca de nuestra cámara que superan con falicidad los cien euros de precio. Además, para determinados modelos muy populares de estas marcas, como las Canon G10, 450D o 500D ni siquiera es posible encontrar un intervalómetro oficial de la marca adaptado al tipo de conector de la cámara. Canon sólo ha sacado al mercado un modelo de intervalómetro para cámaras de nivel superior y que con un poco de bricolage podemos adaptarlo a nuestra cámara. En Internet es fácil encontrar modelos clónicos con las mismas funciones y por menos de la mitad de precio y ya adaptados al tipo de conector específico para nuestra cámara. En el foro de timelapses.tv hemos escrito mucho sobre este tema.

Opción 3: Intervalómetro en el ordenador
La tercera opción es la más pesada. Podemos conectar nuestra cámara a un ordenador a traves del puerto USB y desde un programa específico el ordenador da la orden de disparo a la cámara. Normalmente cuando compramos una cámara digital suele traer consigo un CD con programas y utilidades entre las que fácilmente podemos encontrar alguna aplicación para disparar a intervalos.

Lo malo de esta opción es que tendremos que ir cargados con el ordenador allá donde queramos colocar nuestra cámara. Lo bueno de emplear este sistema es que podemos ir viendo las fotografías inmediatamente se van grabando en nuestro disco duro.

Si estás decidido a lanzarte a hacer algún timelapse y aún tienes dudas, puedes plantearlas en el foro de timelapses.tv.

Share

zaptv

Comments

  1. […] motion No Comments Jugar con el tiempo es sin duda la característica que ha conseguido que el timelapse se haya puesto de moda. Capturando largos períodos de tiempo y luego mostrándolos a mayor […]

  2. […] Como hacer un timelapse con una cámara de fotos.  […]

  3. RODOLFO LARA Says: Mayo 22, 2013 at 2:05 am

    Quisiera saber la velocidad que se pone el motor del slide o tripie al hacer un time lapse?

    por decir: que avance una pulgada cada 25 fotos o que distancia debe de recorrer en 25 tomas?

    Agradecería mucho esta información. Saludos

Comments are closed.