23 Apr 2009

Slow-motion

slow motion Comments Off

Para que el ojo humano perciba la sensación de imagen en movimiento “real”, normalmente basta con grabar y reproducir nuestras secuencias a razón de 25 imágenes por segundo.

Con la técnica del “time-lapse”, la sensación de “vídeo acelerado” se consigue capturando esas 25 imágenes a intervalos, dejando transcurrir espacios de tiempo entre cada disparo, para luego reproducirlas a esos 25 cuadros por segundo.

Pero ¿qué sucedería si durante un segundo fuésemos capaces de capturar más de 1.000 fotografías y luego lo reprodujésemos a un ritmo de 25 imágenes por segundo?

Si quieres conocer la respuesta, dale al PLAY.

Los comentarios están cerrados.